El 13 de julio de 2018 se promulgo la Ley 19.637, mediante la cual se modificaron las exoneraciones aplicables a la industria del software. La Ley de Rendición de Cuentas correspondiente al ejercicio 2016 (Ley 19.535) ya había establecido cambios al régimen del software, sin embargo, la Ley promulgada este año dispone nuevos cambios a la redacción del literal S) del artículo 52 del Título 4 TO 1996.

La Ley 19.637 posteriormente fue reglamentada por el Decreto 244/018, del 13 de agosto del corriente, el cual definió varios elementos relacionados con la mencionada exoneración, tales como los servicios vinculados que se exoneran y las condiciones que se deben cumplir para poder acceder al beneficio.

Por último, con la Resolución 10403/018, del 28 de noviembre del pasado año, se da luz sobre ciertos aspectos, términos y condiciones que no resultaban claros hasta el momento con la normativa vigente.

Con estas modificaciones se buscó adecuar la normativa interna con los requisitos que se establecen en materia de fiscalidad internacional a través de las acciones implementadas por la OCDE para evitar la erosión de las bases imponibles.

Cabe recordar que la exoneración en materia de IRAE aplicable antes del 2018 a la industria del software suponía que se encontraban exoneradas de IRAE las rentas obtenidas por la actividad de producción de soportes lógicos y de los servicios vinculados a los mismos siempre que los bienes y servicios que se originen de dichas actividades fuesen aprovechados en su totalidad en el exterior.

El documento adjunto explica con mayor profundidad los cambios.